Performance realizada el sábado 19 de mayo de 2018 en el marco de la Revuelta en el Cómic, La Noche de los Museos, MACBA, Barcelona.



Al principio, un grupo de personas intenta construir su hogar, habitar un espacio, dibujar su viñeta en el mundo.

En el teatro un habitante ensaya sus líneas. Vocifera textos vampiros mientras el piano marca su inexorable tempo. Una nota blanca le indica salir. Es la hora del relato. O de su memoria.

Así, el habitante del teatro recoge al segundo, que aguarda contra la pared. "Aquí estaré" piensa pero también es un deseo. Su cuerpo rígido se libera: no está solo y estamos a tiempo. Como con un código secreto, ambos saben que el habitante de la tercera casa espera ansioso su llegada.

En su camino, rememoran a esos niños que intentaron recordar, aunque una paloma (o una bruja), les haya jugado una mala pasada. Sin embargo ellos confían que aunque el papel es efímero, en un bosque lleno de ellos, no hay problema.

El tercer habitante lee en silencio. Pero no será por mucho, los demás rápidamente lo visitan. Sólo queda el cuarto, que desde el principio no hace otra cosa que dibujar.

Al llegar a la cuarta casa, en medio del bosque y después de haber acumulando un camino lleno de huellas deformadas en tamaño A4, los cuatro habitantes saben que una fogata lo espera.

En la noche estrellada el universo los espía. Los cuatro habitantes dan vueltas en círculo y son devorados por el fuego. Una y dos vueltas. Se sientan y comienzan a contar historias: de perros que hablan y niños perdidos. De teoría aplicada en un suburbio americano. De exilio y grafismo. De guerra y popismo. Aunque los buscan, el miedo no existe porque el recuerdo resiste. La historieta ahora es un relato oral. Un mito que ya no se imprime sino que se oye.Y después el silencio. De a uno, de a poco. En silencio. Las cenizas y el detritus.

Y al final, ese grupo de personas ya sin casa, ya sin viñetas, recorre otro camino para construir así nuevas viñetas, nómades, imposibles, para armar una nueva memoria en la arquitectura de la Historia.

Y al final, ese grupo de personas se retira.

Y al final, la historieta.